¿Dónde vamos con estos políticos?

 

Increíble pero cierto. La política española no deja de sorprender a mal. Una vez más me veo obligado en estas líneas a ‘dar palos’ literalmente a nuestros políticos. No entraré a valorar su capacidad, aptitud y actitud, sino que ya sólo me centraré en su forma de comunicación con los ciudadanos. Aunque debo hacer un paréntesis para destacar este enlace en el que se destaca el currículum de algunos de los ministros de Sanidad europeos y el de nuestra recién estrenada ministra, Leire Pajín. (*)

 http://www.navarraconfidencial.com/2010/11/08/%c2%bfa-quien-contrataria-usted/

Y de Pajín empezaré destacando esta declaración realizada esta semana: “Mañana llevaré al Consejo de Ministros la propuesta de reformar el Código Civil para prohibir expresamente la atribución de la custodia individual de los hijos al CÓNYUGUE, INCURSO en un proceso de violencia de género”. Hay que dejar claro, que cualquier persona y más si se debe especialmente a una labor con comunicación pública, tiene en su experiencia algún fallo lingüístico o error gramatical. El problema es que Pajín no es la primera vez que incurre en estos tipos de errores, que parecen tener origen más en un mal aprendizaje que en un lapsus vocal.

Pero para no disparar sólo hacia un lado, trataré también la intervención de Mariano Rajoy en el Congreso hace una semana, cuando tuvo que contestar al presidente Zapatero sobre la exposición de este sobre la situación laboral y económica del país. Zapatero sorprendió –esto ya dice todo- con un discurso negativo y poco esperanzador. Y su rival político no pareció tener mucha cintura para rebatirle al líder del gobierno y soltó un discurso que parecía estar más adecuado a responder al típico mensaje positivo e ilusionista del Presidente que al que realmente acababa de hacer ¿Lo tenía todo escrito de antes y no improvisó? ¿Por qué no expuso alguna medida o reforma a la actual situación? Nadie lo sabe, simplemente se dedicó a atacar a Zapatero, por millonésima y cansina vez.

Dicen que los jóvenes no tienen interés en la política ¿Culpa del pasotismo de los jóvenes? ¿Culpa de los políticos? ¿Culpa de ambos? Pues no lo se. Pero evidentemente con estos mensajes ni jóvenes ni mayores pueden sentirse interesados en nada de lo que estos políticos hagan o digan.

(*) La actual ministra de Sanidad francesa es Nora Berra y no Bachelot-Narquin, que acaba de cambiar de cartera, pero que coincide en una preparación cercana a la Sanidad y con un amplio currículum en este ámbito.

 

Jesús Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: