Una ciudad, una azotea, un concierto y The Beatles

 

Notable homenaje a los 40 años del “Let it be” de The Beatles por músicos y bandas españolas

Si eres un beatlemaniaco declarado es difícil afrontar cualquier tipo de versión/cover de cualquier canción de The Beatles. Tienes muchos prejuicios. Pero es lógico. Si eres un beatlemaniaco declarado habrás tenido que aguantar discos en los que se versionaba a The Beatles a ritmo de salsa, sonidos africanos, música clásica, jazz, child out, indie, cantado por niños, en forma de nanas o incluso con ladridos de perros -y esto último no es broma-. Por lo tanto estás un poco cansado, aunque hay que decir que hay muy buenos intentos con muy buenos resultados.

Uno de ellos se dio el pasado miércoles  21 de Julio. Un invento con buena pinta. Se cumplían 40 años de que “Let it be” saliese al mercado. “Let it be” es el último disco de The Beatles. Mejor dicho, es el último que salió publicado ya que después de grabarlo se volvieron a juntar para realiza “Abbey Road”, pero “Let it be” tuvo tantos problemas de producción que salió a la venta bastante más tarde. Un álbum que como peculiaridad tiene que fue grabado mientras se filmaba la película “Let it be” –que contaba como se grababa un disco de The Beatles y que gano un Oscar- y que les hizo trasladarse de Abbey Road a otros estudios. Más peculiaridades: problemas en la producción saliéndose George Martin, el productor de todos sus discos, del proyecto y entrando el trastornado Phil Specctor. Continuas peleas de John, Paul, George y Ringo durante su grabación –anunciando su peor época y su cercano fin-. Y lo que más queda para el recuerdo, el famosos concierto en la azotea de sus oficinas en Londres que fue su última actuación juntos y el fin de la película del disco.

 

Puestos en antecedentes. Lo dicho, se cumplían 40 años de Let it be y unos cuantos músicos españoles lo celebraban dando un concierto en la azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid como homenaje a lo que ellos habían hecho en Londres en 1969. Pocas y agotadas entradas a la venta, vistas privilegiadas del techo de Madrid y una noche agradable. Tenía muy buena pinta. Y con sus altos y bajos se cumplieron las positivas expectativas.

Pájaro Sunrise buscaron fuera del disco para tocar un clásico de los que gustaban a The Beatles – “You really got to hold on me” y abrieron más que decentemente el fuego. Lo completaron con “Maggie Mae” cantando Yuri Méndez en un buen invento de una canción tradicional inglesa. 

Saltó a la azotea del Círculo Coque Malla. Estuvo sobresaliente en un acústico One after 909 y encandiló a todos con una interpretación suave y al más estilo Lennon de “Across the universe”.  Miss Caffeina bromeó sobre la pinta actual de Paul McCartney y su parecido con una “abuela” y no conectaron del todo con “Maxwell silver hammer”.  “Come and get it”, “I me mine”  y “Oh Darling” sonaron con la ronca voz de Tulsa con decencia, especialmente a McCartney le hubiera gustado lograr ese sonido vocal de la cantante, Miren Iza, en la última de ellas.

Lovely Luna parecieron haber sido los que más habían trabajado la actuación. La sorprendente “All things must pass” de George Harrison todavía da vueltas en la cabeza de muchos de los asistentes  y “Dig a Pony” les encumbraron con el mejor sonido de guitarras de la noche. Havalina también se lo curró bastante. El problema es que Dig it quedó demasiado saturada pero eso sí afrontaron con valentía el resto de los temas.

La sorpresa fue Russian Red. No se la esperaba pero dejó seguramente la mejor interpretación. Una guitarra eléctrica –a la que costó afinar y por la que hubo que reiniciar la canción- y la impactante voz de Lourdes Hernández recibió la mayor cantidad de aplausos del público de toda la noche.

Dos de las canciones con un ‘feeling’ más especial las abordaron –como era de esperar- Vetusta Morla. La versión de “Two of us” fue como un soplo de aire fresco de los que evoca la canción original y además tuvieron su guiño para The Rolling Stones. Pucho, el cantante, estuvo sembrado en “I´ve got a feeling” y fue de lo mejor rockanroleado de la noche.

Amaral cerró el cartel. “The Long and winding road” fue elección perfecta en la voz de Eva y Juan Aguirre se despachó a gusto con su guitarra y acompañados de Havalina cerraron el concierto con, como no, “Get Back”. Espero que el cielo de Madrid y la luna llena que lo acompañaba recogiese el testigo y “vuelva” a ofrecer una idea tan original y con tan buen gusto como esta.

Jesús Ruiz

Anuncios
Comments
One Response to “Una ciudad, una azotea, un concierto y The Beatles”
  1. Pandi dice:

    La versión de Coque Malla mejor que la original!! Russian Red sin palabras, brillante! El resto – salvo Amaral- dejo mucho que desear para mi gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: