FALLECE DANI JARQUE EN LA CONCENTRACIÓN ITALANA DEL ESPANYOL

 

1247580953_ddfs90Este artículo estaba ideado para hablar sobre el nuevo Real Madrid, con el fichaje de Xabi Alonso incluido, pero la actualidad es la que manda y ha mandado siempre, y hay cosas más importantes que el fútbol. La vida de Dani Jarque se apagó anoche. Su corazón dijo ‘basta’. Un infarto mientras hablaba por teléfono con su pareja acabó con la vida del central del Espanyol, de 26 años de edad. Y el destino ha querido que este fuese uno de los mejores años de su vida, como si hubiese querido darle un buen desenlace a un final triste, trágico, amargo…Un final que no se le desea a nadie, y que en un deportista profesional es menos esperado, aunque el número de incidencias en los últimos años se haya multiplicado, aunque sigue siendo ínfimo. Jarque había sido designado en el mes de julio como nuevo primer capitán del club perico; además, la semana pasada había estado en el once titular que inauguró el nuevo estadio Cornellá-El Prat, que podría ser rebautizado como Cornellá-Dani Jarque. Y lo más grave de todo es que su novia estaba embarazada de unos ocho meses.

 

El Ocho ha consultado distintas fuentes médicas para ayudar a comprender un poco más cómo puede ser que un deportista profesional acabé así su vida. El peso del corazón es un factor importante en algunos problemas cardiacos, ya que tiene que tener una relación proporcional a la masa corporal, es decir, al peso del cuerpo. El peso del corazón de la gente que hace deporte habitualmente aumenta proporcionalmente a su musculatura y el peso normal del corazón debe rondar los 5 gramos por kilo de peso corporal.

 

Según estas fuentes, el tipo de enfermedades cardiacas que provocan la muerte a deportistas jóvenes más indicativas son la displasia ventricular derecha arritmogénica -que es una malformación de la pared del ventrículo derecho del corazón, que sustituye el músculo por grasa, impidiendo así una buena irrigación sanguínea y provocando taquicardias- y la miocardiopatía hipertrófica -basada en la deformación del ventrículo izquierdo del corazón-. Ésta última es más fácilmente detectable a través de resonancias magnéticas, pruebas de esfuerzo o ecografías por contraste, a menos de que esté poco desarrollada. No obstante, la displasia ventricular derecha arritmogénica es muy difícil de detectar, ya que se conoce muy poco de dicha enfermedad.

 

El historial de deportistas profesionales con problemas cardiacos que han fallecido o se han tenido que retirar a causa de éstos, es larga. En 1973, en España se dio el primer caso conocido. El Sevilla F.C. perdía a Pedro Berruezo, en un partido que les enfrentaba al Pontevedra, a causa de un infarto. Hoy en día se hubiese evitado, con casi segura totalidad, ya que días antes del encuentro, Berruezo ya había sufrido un amago de infarto, que, por el resultado final, fue totalmente desatendido por parte de los servicios médicos del club. Un caso ‘curioso’, por la forma en la que ocurrió, fue el que sucedió en Oporto ese mismo año, donde un futbolista de la ciudad portuguesa, Pavâo, falleció tras desplomarse en el minuto 13, de la jornada 13 de la Liga Portuguesa, y un día 13.

A estos dos les siguieron otros casos de muerte por problemas cardiovasculares de los futbolistas: Renato Curi (Perugia, 1977), Omar Sahnoun (Burdeos, 1980), Samuel Okwaraji (Lagos, 1989), David Longhurst (York, 1990), Vicente Vásquez (Garuhapé, 1992), Stefano Gessa (Cagliari, 1993), Axel Jüptner (Alemania, 1998), Marcio dos Santos (Huancayo, 2002) o Lucas Molina (Avellaneda, 2004). Entre 2004 y 2007, cuando murió Antonio Puerta, ocurrieron un total de once casos en los que problemas de corazón fueron los causantes. A estos hay que añadir casos no contabilizados en el deporte amateur.

 

Además, existen dos estudios en los últimos años que tratan sobre este tema. El primero es de 1999 y fue elaborado por el Centro de Medicina del Deporte, perteneciente al CSD, mencionaba que las muertes súbitas en deportistas jóvenes son muy infrecuentes, además de ser una noticia de gran impacto social. Además, el estudio aclara que según el deporte que se esté realizando, la enfermedad es de distinto signo. El estudio del CSD revela que las muertes súbitas entre gente joven tienen una proporción de uno por cada 133.000 hombres y una por cada 769.000 mujeres, lo que convierte al riesgo de que le pueda pasar a un deportistas profesional en concreto, que esté aparentemente sano, en casi nulo. De ahí que las pruebas de reconocimiento físico no tengan que ser especialmente intensivas, puesto que lo más normal es que no ocurra nada raro. Cuando se trata de gente mayor de 30/35 años, un intervalo grande pero que ponen los especialistas, el riesgo aumenta, tanto en deportistas profesionales, que la mayoría se encuentra en el ocaso de su carrera, como en deportistas amateur.

 

En cambio, no pasa lo mismo en cuanto a una persona que acude al gimnasio y hace deporte de una manera normal, sin llegar a ser un ‘esclavo’ de sus músculos, puesto que el hacer deporte siempre le dará más vitalidad, y en caso de que tenga algún problema congénito no muy grave, dicho problema no aparecerá, puesto que la carga física no es tan grande como para que el corazón no sepa soportarla. Sólo una displasia del ventrículo derecho arritmogénica podría tener un final dramático en esa persona, ya que es difícil de detectar, según fuentes médicas consultadas.

 

Dani Jarque tenía 26 años y recuerda, mucho, a lo ocurrido en agosto de 2007 con el sevillista Antonio Puerta. Ambos eran jóvenes, ambos destacaban en su equipo, los dos esperaban un hijo y, como dato curioso, los dos levantaron el último título de su carrera en el mismo estadio: el Santiago Bernabeu.

 

 

Rubén V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: