U2: la música, la edad y el concierto de la mejor banda del mundo

 

La semana pasada (los días 30 de Junio y 2 de Julio) U2 comenzó su gira mundial, U2 360º, en España. En Barcelona. En el estadio del FC Barcelona, el Camp Nou. Dejando en un estrecho pero destacado margen el hecho tan destacable de que la banda irlandesa iniciase su gira en nuestro país, lo que uno se encontró antes, durante y tras el concierto es extrañamente contrapuesto y de igual forma vanagloriado y despreciado. Exactamente como el título de la gira, un círculo completo alrededor de la actualidad de U2 y de su concierto deja diferente temperaturas entre sus seguidores más fieles, sus detractores más agresivos y entre a los que simplemente les gusta la banda y su música sin exageradas adulaciones.

 

No line on the horizon

 

nloth-portadaAntes del concierto, expectación y un disco. No line on the horizon, el duodécimo disco del grupo que fue publicado en Febrero de 2009 y más allá de gustos personales queda claro tras escucharlo que es un trabajo que va más lejos que el anterior How To Dismantle An Atomic Bomb  que parecía revivir las cenizas que dejó el completo comercial y musicalmente All That You Can’t Leave Behind del 2000. Meses antes y tras la publicación de No Line, tanto Bono como el guitarrista The Edge confirmaron que el disco no era sencillo y que habían buscado cosas diferentes. Tras una primera escucha del mismo queda claro que no vas a encontrar un tema como Elevatión o Vértigo ni nada que tenga que ver con One o Sunday Blooddy Sunday, si no algo totalmente nuevo e innovador. Como siempre sucede con los discos de los artistas consagrados en los que cambian de rumbo, la crítica va desde la alabanza hasta el desánimo. Desde compararlo (exageradamente) con el álbum que en 1991 reubico a la banda, Acthung Baby, hasta los que lo unían a los dos discos anteriores asumiéndolos como una trilogía nefasta y resultante de la decadencia de los irlandeses. En resumen, un disco cuidado y arriesgado con canciones que se pierden en la vanidad de la experimentación y en el buscar la composición extracorpórea y otras muy buenas y  diferentes pero con los cromosomas de U2 como fuerte y enlazada base. Por supuesto, éxito de ventas en todo el mundo.

 

Una estación espacial en el Camp Nou

 

CIMG4919(2)Así se llegó al concierto del día 30. Como entremeses, el rumor de un  escenario espectacular y de un sonido envolvente. Todo entorno a los 360 grados del título. Entradas agotadas (con precios nada asequibles para los tiempos que vivimos) y dos días de concierto en la casa de la ‘gent blaugrana’ (dicen que el segundo mejor que el primero). Perfecta organización y nada más entrar al coliseo culé se observaba un colosal escenario en forma de ‘estación espacial’, según diría Bono durante el recital. Sería difícil enumerar lo positivo y negativo del concierto dado la diferencia de criterios que uno mismo podía observar en las gradas del Camp Nou, en las calles de Barcelona a la salida o en periódicos, blogs y foros días después (por cierto, buenos teloneros los Snow Patrol). Por lo tanto, lo diferente del concierto fue un repertorio que comenzó con 4 canciones consecutivas del último álbum, un homenaje a Michael Jackson en Angel of Harlem, una conexión con los astronautas de la estación especial internacional, Bono enfundándose la camiseta del FC Barcelona, guiños constantes a la ciudad condal, un par de versos del You will never walk alone (himno de los equipos de fútbol del Liverpool o del Celtic de Glasgow) al final del tema Walk on y un escenario, situado en el centro del estadio, que aunque se decía que giraría, no fue así y los que se movían durante el mismo eran los integrantes de la banda pues, eso si, lo peculiar del mismo es que estaba abierto por sus cuatro caras pudiéndose observar el concierto tanto a los lados como a la espalda de los músicos de igual forma que en la parte delantera. Esto levantó criticas por la gente a la que tocó detrás del escenario pues está claro que el sentido de los 360º sólo apareció cuando a alguno de los integrantes del grupo le apetecía acercarse a alguno de los fondos. Del repertorio como siempre no llueve a gusto de todos pero U2 no puede dar un concierto a cada uno de los asistentes, lo que no puede decirse es que tocasen como saben, de lujo.

 

Garra e innovación

 

u2elmundoconciertoEl sonido de calidad, las luces y el espectáculo de imágenes una verdadera ostentación de lo que se entiende por show musical en todo su esplendor. A todo aquel asistente que no le guste el envoltorio del directo está claro que saldría defraudado, aunque, cabe destacar que de las tres últimas giras de U2 es en esta en la que más han renovado con todo lo técnico que rodea al concierto. La voz de Bono ha estado en mejores y en peores condiciones, con lo que se puede calificar de aceptable, arropada de una fuerza que no se sabe si vendría dada por ser el comienzo de la gira, por su amor total a Barna o por el cambio que supuestamente quiere tener la banda. Pero quien pudiese asistir a la gira de Vértigo vería claramente como en  aquellos conciertos los cuatro miembros parecían querer cumplir con el expediente más que entregarse al contrario que esta vez. The Edge estuvo demasiado retraído, Adam Clayton en su línea (muy bien el sonido del bajo) y Larry Mullen Jr fue quizá el que mejor superó la barrera de los 50 que ha caído sobre el grupo. Sus edades son algo que no puede dejarse en el olvido, nadie puede esperar de U2 que saquen discos como en los 80 o los 90, ni que sus giras sean tan agresivas y ardientes como en antaño. Los músicos cambian y es lo que intentan hacer los irlandeses. Cuesta difícil imaginarse a U2 como The Rolling Stones, que hace tiempo que no buscan más que ser simplemente eso, los Rolling. Más acertados o no, U2 busca innovar y ofrecer algo diferente en sus discos, en su espectáculo, y su conexión con sus fans.

 

El futuro necesita un gran beso

 CIMG4963(2)

¿Qué Bono vive extasiado por su lucha por la pobreza y las injustitas en el mundo? Si, y es algo que todo aquel que vaya a un concierto de U2 sabe que va a observarlo. ¿Qué es evidente que hay míticas canciones de las que el grupo parece estar cansado de tocarlas? Totalmente, la interpretación de One (con fallo incluido) o de With or Without you suena saturada y perezosa, y seguramente el grupo preferiría seguir innovando y tocar temas nuevos y diferentes, pero ¿como privar a miles de personas que quizá nunca hayan escuchados esos éxitos en directo de ello? El mismo Paul McCartney asegura que en ocasiones en sus conciertos le apetecería tocar menos canciones de The Beatles pero que se muestra incapaz de realizarlo pues hay personas que acudirán al concierto solo para eso. U2 choca con ello, con el pasado glorioso, con el presente dudoso e innovador, con el espectáculo musicomercial con fans que sienten que el grupo no les llena y otros que si y sobre todo con algo que aun tiene la banda: ganas de hacer cosas diferentes. Y eso es lo que más se debe de valorar ahora de la que es seguramente la banda de rock más grande y mejor del mundo. Es destacable la idea de su último disco y que resume la primera frase de la canción Get on your Boots, que además es nombrada en varias ocasiones en el concierto: El futuro necesita un gran beso. Y ellos buscan ese gran beso con su música, otra cosa es que convenzan a todo el mundo o que logren la perfección que se les pide (esa delgada línea de amor-odio ha llevado a muchos a confirmar tras este disco y esta gira que el grupo esta en decadencia). Pero U2 sigue vivo y sigue besando. La prueba es que no dejan indiferente a nadie, cuando eso suceda es que entonces si se habrá acabado su largo beso con la música. De momento no.

 

Jesús Ruiz

Anuncios
Comments
2 Responses to “U2: la música, la edad y el concierto de la mejor banda del mundo”
  1. charliedrums87 dice:

    Hay un verso de God Part II de U2, del disco Rattle And Hum, que dice lo siguiente: “You glorify the past, while the future dries up”. Viene a cuento de lo que comentas de tocar One o WOWY por obligación más que por gusto. En España especialmente, que somos muy KissFM, los incineraríamos (bueno, los incinerarían) si no tocasen estas dos, Pride, y otras tantas. Cada setlist está hecho acorde al lugar donde tocan, estoy convencido de que en EEUU se arriesgan un poco más, incluyendo temas del Pop incluso. Comprendo perfectamente que la gente quiera que toquen las clásicas de U2, es algo normal (si yo fuese a un concierto, por ejemplo de Depeche Mode, grupo del cual no soy gran fan, querría que tocasen las típicas, no las del último disco), pero creo que U2 deberían conciliar un poco más a los dos tipos de públicos, el casual y el más experimentado.
    Yo, sinceramente, si no tocasen One, WOWY o Pride, no me moriría de la pena. De hecho, las dos últimas me aburren un montón en directo… One todavía la trago, a saber hasta cuándo.

  2. yesus dice:

    U2 lo máximo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: