La Copa Confederaciones, divertimiento futbolístico

951443_full-prt.jpg image by JZRBlogPara muchos un torneo insignificante para gloria y recaudación de la FIFA. Para otros, un trofeo que da prestigio mundial. Y para algunos, simplemente una ocasión de ver fútbol de alto nivel y de calidad, con España como abanderado del mismo. Todos los campeones de cada continente junto con la ganadora del último Mundial, Italia, y Sudáfrica, la organizadora de la competición y del campeonato del mudo de 2010 (está Copa sirve de ensayo para el evento del año que viene). La selección española se encuentra ya en las semifinales tras pasar la primera ronda y en ahora se verá las caras con EEUU. Por el otro lado, Brasil y Sudáfrica buscarán la final de la Copa Confederaciones.

 

Nueva Zelanda: Ganadora de la Copa de las Naciones OFC en 2008 (zona de Oceanía). Pese a ser uno de los equipos más veteranos de la competición (tercera vez que compiten) han demostrado el poco nivel de su zona y de cómo ,sobre todo, destacan por ser muy ‘inocentes’ tanto física como tácticamente (sobre todo en defensa). Dos derrotas y un empate. Duró en el torneo los escasos primeros minutos de la primera parte del partido ante España (0-5) en el que Fernando Torres midió el nivel de velocidad y calidad de la defensa de los All Whites. Sudáfrica (2-0) no tuvo problemas para que con otro delantero, Parker, volviese a resolver un partido sencillo. Ya en la última jornada el empate a cero con Irak dejó una mala participación para Nueva Zelanda.

 

Egipto: Sorpresa negativa. El campeón africano tenía equipo suficientemente lleno de calidad y trabajo para pasar como segundo de su grupo. Así lo demostraron en un gran partido ante Brasil (4-3) en el que merecieron al menos el empate y en el que perdieron en el último minuto de partido y por un penalti. Los ‘europeos’ Zidan (Borusia Dortmund) y Shawki (Middlesbrough) guiaron a un equipo que pese a no ser una potencia en defensa, cuentan con calidad y esfuerzo en ataque que suple su carencia de velocidad. Ante Italia,y en parte gracias a la actuación del guardameta El-Hadary, se llevaron el partido (1-0). Por lo tanto, estaban a las puertas de situarse en el lugar que por su fútbol les correspondía, pero ante EEUU (3-0) perdieron y parecieron un equipo diferente acusando el desgaste físico y la baja de su estrella Zidan. Una desilusión bastante grande que ha mostrado jugadores interesantes como los ya citados y  también los Aboutrika o Ahmed Eid.

 

Italia: Decepcionante papel de la campeona del Mundo en 2006. Italia necesita realizar borrón y cuenta nueva tras haber albergado a una de las selecciones más competitivas de los últimos años y que por meritos propios fueron campeones en el Mundial de Alemania. El entrenador Marcelo Lippi se fue a lo campeón tras ello; Donadoni en la Eurocopa se mostró dubitativo y pese a vivir de la buena herencia del triunfo mundialista, se cruzó con España en cuartos y los de Luís Aragonés derribaron en los penaltis el rocoso juego italiano. La Azzurra debería haber realizado un cambio generacional, pero lo que se hizo fue volver a Lippi, que mantuvo el núcleo duro de 2006. A esta Copa en Sudáfrica vinieron los Buffon, Cannavaro, Pirlo, Gattusso, Camoranesi y Toni junto con pequeños retoques que el técnico italiano no ha sabido aprovechar. El primer partido ante USA (3-1) fue un aviso importante. Los americanos de adelantaron en el marcador y con un hombre menos inquietaron a Italia. Tuvieron que aparecer De Rossi (llamado a ser el ‘capo’ de esta selección) y el jugador del Villarreal, Giusseppe Rossi, anotando un gol el medio de la Roma y dos el del submarino amarillo. Ambos dieron un aire nuevo y de calidad a Italia ,que no tiene porque ser incompatible con el juego duro y defensivo que históricamente hacen. Con Egipto llegó la debacle. Ante una selección que fue a hacer daño a la vieja defensa italiana y con el portero egipcio en estado de gracia Italia fue superada en la primera parte y en la segunda la mala suerte ( de un activo Iaquinta) y la incapacidad de jugar con rapidez, fueron las claves de la derrotada. Brasil (3-0) la dejó fuera de la siguiente ronda cuando era junto con la canarinha la favorita para pasar y además demostró la gran necesidad de nuevos jugadores e ideas para los azzurros. Rossi y Montolivo (Fiorentina) han sido las únicas esperanzas de futuro, pero no sin olvidar que muchos de los veteranos pueden tener aun cosas que aportar con roles diferentes.

 

Irak: Cero goles a favor y uno en contra (el que les marcó David Villa). Bora Milutinović, el técnico de de la selección iraquí, ha demostrado que has su 64 años es un verdadero ilustrado del fútbol. El serbio no ha querido buscar en sus jugadores algo que no pudiese sacar, por lo tanto les pidió un orden defensivo altísimo, dejando totalmente de lado el trabajo de ataque. En el partido inaugural con Sudáfrica el empate a cero llevó a un aburrido partido sin prácticamente ocasiones para ambos equipos. En la derrota con España, de la cual su técnico salió más que orgulloso de sus jugadores y calificandolo como el mejor partido que habían jugado nunca por  llevarse sólo un tanto de ‘la roja’. Y ante Nueva Zelanda, de nuevo el cero en ambas porteritas y otra vez el fútbol defensivo como estrategia.  Por algo su eliminación y por algo su no presencia en el Mundial de 2010, pero buen trabajo de Milutinovic dado lo que tienen.

 

Estados Unidos obra el milagro y se cita con EspañaEstados Unidos: Sorpresa positiva. Es cierto que se venía anunciando hace ya cerca de un año, cuando España se enfrentó a ellos en un partido amistoso preparativo para la Eurocopa, que tenían pinta de ser un equipo con futuro. Muy rápidos y con jugadores de técnica y calidad aceptable. Por algo le ganó a México la Copa de Oro de la CONCACAF en 2007 y suma dos terceros puestos en sus tres participaciones en las que ha jugado la Copa Confederaciones. Contra Italia, en su primer partido, apunto estuvieron de sorprender y a mucha gente les hubiese gustado verles todo el partido con once jugadores (Clark fue expulsado en el minuto 32 y aún así se adelantaron de penalti). Ante Brasil bajaron el nivel, y volvieron a perder (3-0), especialmente el rápido juego de los brasileños les afectó, además de ser un equipo que de recibir un gol en contra primero tienden a venirse abajo. Y contra Egipto llegó el momento estadounidense. Cuando casi todo el mundo les daba por eliminados aparecieron Clint Dempsey (jugador del Fulham inglés), Bradley (hijo del entrenador y jugador del B. Mönchengladbach) o Donovan (el clásico jugador que siempre promete para estas citas internacionales) y dieron una lección de fútbol a Egipto. No hay que dejar de lado que hay muchos futbolistas en este conjunto que juegan en equipos de mediana importancia en Europa. Los tres porteros juegan en Inglaterra y Alemania (Howard, Guzan y Robles) , Bocanegra en Francia, Spector en el West Ham, Beasley en el Glasgow Rangers, el joven Adu en Mónaco y Benfica y el jugador del Villarreal cedido en Xerez, Jozy Altidore, tienen más profesionalidad que muchos de los jugadores que han disputado esta Copa Confederaciones.

 

 

Sudáfrica: Los ‘Bafana Bafana’ están encandilando a su afición (no se sabe si por desconocimiento del deporte o sólo por el sentimiento de apego a su país), sobre todo, habiéndose clasificado para las semifinales. Después del mal partido inaugural ante Irak, vino el cómodo triunfo (2-0)  ante Nueva Zelanda y con España, pese a la derrota por dos goles, dejaron sobre el tapete sus mejores virtudes. Aunque no son tan poderosos físicamente como otras selecciones africanas, tienen una buena condición física de base, y lo mejor es su estilo de juego: una mezcla entre el fútbol alegre africano con el clásico fútbol inglés de verticalidad y buscar continuamente los pases rápidos para llegar al ataque y a la portería contraria. Comandados por Pienaar del Everton como estrella, Mokoena y Booth (el único blanco del equipo) como ejes en defensa y Parker en la delantera, toda la experiencia de la Copa Confederaciones les valdrá para intentar mejorar de cara al Mundial en donde tienen puestas todas sus esperanzas para pasar de primera ronda; y pueden lograrlo.

 

    El brasileño Maicon, derecha, anota un gol contra Estados Unidos en la Copa Confederaciones el jueves, 18 de junio de 2009, en Pretoria, Sudáfrica.

Brasil: No tiene mucho mérito lo que hace esta selección brasileña. Son Brasil y eso son palabras mayores en el catecismo del fútbol. Sólo su nombre ya asusta. Pero tienen un técnico que al igual que cuando era jugador tiene características diferentes al prototipo de fútbol brasileño que todos tenemos en la mente. Dunga sitúa la seguridad defensiva y el despliegue físico por encima del talento natural que los brasileños tienen. Así ganaron la Copa América en una gran final ante Argentina. Con Julio Cesar (Inter de Milán) en la portería, Lucio y Juan, de Bayern y Roma, y los dos medio centros de corte defensivo, Felipe Melo y Gilberto Silva, tienen lo que su entrenador les pide. Luego sólo hay que sumarle la calidad sobrenatural de jugadores como Kaká, Maicon o Dani Alves y además una velocidad al contraataque inmedible. ¿Resultado de esta ecuación?  Una primera fase de este torneo sencilla. Sufrieron con Egipto pero ganaron (4-3), se pasearon ante EEUU (3-0) y humillaron en 11 minutos a   Italia. Habrá que ver como reaccionan ante un equipo que les quite el balón y les exija algo más que sea sólo Kaká el que haga jugar al equipo. Jugadores como Robinho o Luís Fabiano (y otros jóvenes) tiene aún que demostrar que valen para la pentacampeona.

 

Jesús Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: