JULIA

 

Un camino hacia el interior

He insistido y seguiré haciéndolo, en que las películas son excesivamente largas si duran más de dos horas. Además, es complicado mantener a un espectador sentado tanto tiempo en la butaca sin que, instintivamente, mire la hora en su reloj. Es un trabajo que requiere de mucho esfuerzo por parte de guionistas, director, actores…si todo no funciona, el espectador se acabará cansando.

En la película última de película de Erick Zonca, “Julia”, el tiempo de metraje es de 144 minutos (sí, dos horas y 24 minutos). Y, aun siendo excesivo, la película atrae por la fuerza y el cambio del personaje.

 

Julia (Tilda Swinton), es una mujer acabada, borracha y sin nada de lo que preocuparse en la vida. Un día, conoce a Elena, quien le propone un trato porque el que Julia conseguirá dinero para sacarla de su agujero y ella recuperará a su hijo. De esta manera se adentrará en un peligroso caos de secuestros y engaños en el que empezará a conocerse a ella misma.

La película está divida en tres partes: la primera muestra la Julia de 40 años, alcohólica y mentirosa, que hace todo lo que puede por conseguir dinero.

La segunda parte es el paso intermedio que la protagonista dará para cambiar. Muestra el plan que ha urdido para conseguir el dinero y olvidar su vida interior.

En el tercer momento conoceremos a una Julia salvadora de su vida y la de los demás. Todo personaje principal debe encontrar un camino de salvación y aquí se decide el de Julia.

El tema principal de la película es el cambio que se produce en las personas cuando, por circunstancias de la vida, tienes que enfrentarte a la realidad y afrontar los problemas. En la mayor parte de la película, Julia es una mujer independiente que no necesita nada (ni siquiera un grupo de alcohólicos anónimos) para solucionar su vida. Que no se enfrenta a sus problemas. En el momento que las cosas se complican, tendrá que darse cuenta de la realidad y sacará a la verdadera “Julia” que tiene dentro.

La película también utiliza, como en muchas otras películas de secuestros, el síndrome de Estocolmo. La relación que se forma entre Julia y el niño de Elena, va siendo cada vez mayor hasta el punto de que intenta convencernos de que ella podría ser su madre perfectamente.

En cuanto a los actores, resalta el papel de la escarizada Tilda Swinton, ganadora del Oscar en 2008 por “Michael Clyton”, que pasa por cada estado en su personalidad de una forma equilibrada y sin sobresaltos. Una actriz ya valorada en Hollywood y que, el director Erick Zonca (“La vida soñada de los ángles”), ha sabido dirigir muy bien en una película acertada que nos habla de que en realidad, igual no nos conocemos también como pensamos.

“Esto, va de cine!”, los lunes de 20:00 a 21:00 hora en la 99.9 FM si escucháis desde Getafe o en www.radioritmo.org.

Página web del programa: rocio30.servidorcant.com/xoops

Rocío Campos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: