ENTREVISTA A UN AMERICANO CUALQUIERA

 

 

 

usa888883838383Un absoluto desconocido. Sin embargo es una de esas personas que vale la pena conocer, aunque sólo sea para aprender de su forma y experiencia de ver el mundo.  Max Sterling. Estadounidense nace en un barrio de Boston, crece en Illinois y estudia en la Universidad de Claremont, en California, a una hora de Los Ángeles.

Estudiante de Literatura y castellano, lleva tres meses en España, Madrid, y volverá a su país en apenas treinta días, eso sí, espera volver aquí pronto. También ha trabajado en la productora Dreamworks (la de Shrek) en la que hacía de chico para todo y de corrector de textos.

Pese al estudio de nuestra lengua y  arriesgarse a cometer errores al hablar, nada más comenzar nuestra conversación saca de su maletín al que él llama “mi mejor amigo”, un diccionario de inglés-español, español inglés, que pese a todo no usa en ningún momento, aventurándose a jugar con las palabras castellanas, con ese acentillo americano tan gracioso que pone al final de las frases.

 

Con tan solo veinte años Max ha estado ya en todo el mundo: Italia, Grecia, Inglaterra, Israel, Egipto, Zambia, Zimbabwe, Egipto, Bostwana, China, Tailandia, Camboya, Australia o Perú. Aún así reconoce que de poco sirve viajar si no vives y convives durante al menos unos meses en cada lugar. “Los viajes de turismo enseñan poco de la realidad de un sitio, de su gente”.

La pregunta obligada, tras decirme que su Universidad no está a más de unas horas de la frontera con México, es como no ha visitado el país azteca: “Mi padre, que es más temeroso que yo, le da miedo que si voy allí no vuelva y desaparezca”. Teniendo en cuenta los lugares por donde ha pasado parece curioso aún ese temor que tienen los norteamericanos por su país vecino.

 

Botellón, Yankees  y moda

 

Al igual que él, tras nuestra conversación, es evidente que Estados Unidos es también para mí un completo desconocido. Por mucho que oigamos y caigamos en generalidades, es imposible conocer un país tan enormemente extenso, ni englobar a sus personas en un prototipo. Max lo demuestra rápidamente. 

 

-Max: Antes de venir a España temía que el cambio cultural fuese muy grande  pero no ha sido así. Quizás antiguamente si hubiese diferencias, pero ya no tanto, simplemente nos separan detalles.

 

-El Ocho: Por lo tanto, ¿ la imagen que tenéis allí de España es muy diferente de la realidad?.

 

-Max: La idea que tenemos está basada sobre todo en la obra de Hemingway, es decir, que no son aspectos modernos. Nos imaginamos una España muy andaluza, con toreros y flamenco. Y por ejemplo en temas más serios como el terrorismo de ETA no sabemos prácticamente nada, no interesa un terrorismo que no nos afecte a nosotros.

 

-El Ocho: ¿Y es cierto eso tan comentado que un americano normal no sabe ni situar a España en un mapa?

 

-Max: No, eso no es cierto. Yo al menos me muevo en un mundo universitario y culto y puedo decirte que cualquiera de mi Universidad sabe perfectamente donde está España. En los núcleos incultos es posible que sí, pero es que ese tipo de gente no conoce nada de nada. Pero por ejemplo en mi Universidad hay cursos para el estudio de la cultura española, que sí reflejan lo que es hoy la sociedad en España.

 

-El Ocho: ¿Y qué se estudia en esos cursos?

 

-Max: Pues el botellón. (Risas). Enserio, no es broma, se estudia como un fenómeno especialmente raro surgido en España. Mi sorpresa fue que cuando llegue aquí me di cuenta que era ilegal, cosa que no nos dijeron en el curso.

 

-El Ocho: ¿Y qué más te ha sorprendido de España desde que estas aquí?

 

-Max: La moda (risas de nuevo). Es increíble. Aquí se viste genial. Si viese a chicas en mi Universidad en California, tan bien vestidas y arregladas como van aquí, me quedaría muerto. Allí se va a todos los lados con el pantalón de chándal y la sudadera con la capucha, muy cutre. Y también el nivel cultural. Creo que en una ciudad como Madrid el nivel de cultura es mucho más amplio que allí. En general en la Universidad estadounidense es muy fácil encontrar a la gente de las típicas películas de adolescentes americanos. Yo me sorprendo cuando veo a gente en el Metro en Madrid leyendo libros de Dante o filósofos, ya que en mi país, en el Metro nadie lee esas cosas, solo novelas tontas.

 

-El Ocho: ¿Entonces la mayoría de los norteamericanos son tontos?. ¿Es cierta esa imagen que tenemos del ‘Yankee’ con la bandera , el himno y el perrito caliente?

 

-Max: Yankee es  el seguidor de un equipo de béisbol, los Yankees de Nueva York, me sorprende que se nos conozca así. (Risas).  No puedo decirte eso sobre que seamos tontos. No lo creo. Son estereotipos que se crean. Estados Unidos es tan grande que no conozco a todo el mundo. Está claro que en Texas si son así, pero “cabrones” hay en todos los países, no es tan diferente como puede ser en otro sitio. Lo que puedo decirte es que en una amplia mayoría no está bien visto la cultura o la gente muy culta.

 

-El Ocho: Pero al ser un país tan extenso habrá diferentes culturas ¿no?

 

-Max: Pues sí y no. Quizás allí hay cuatro o cinco rasgos culturales divididos en las diferentes costas y partes del país. Pero España siendo muchísimo más pequeña, ocupa lo que sería el territorio de un estado, tiene una diversidad enorme, mucho más que allí. Nada tiene que ver un madrileño con un andaluz.

 

-El Ocho: ¿Crees que hay antiamericanismo en España?.

 

-Max: Sí, algo me he encontrado. Sobre todo porque se apela mucho a unir capitalismo con Estados Unidos de una forma negativa. Sabemos, que por ejemplo en Francia, si que nos odian, pero aquí no me lo esperaba. Pero en Madrid mucho menos. Debo decir que Madrid no parece España. Es una ciudad muy global. Me pasó una cosa muy curiosa en Zaragoza. En un Museo nos llamaron la atención por hablar alto, a un grupo de amigos americanos, diciéndonos el vigilante que él en nuestro país se había comportado bien, de una forma muy brusca. Esa si es una imagen más clásica del español creo, pero en Madrid nunca te pasa algo así, es mucho más moderna.

 

 

 

Sobre Obama

 

 

Al preguntarle en qué lugares de España ha estado aparte de Madrid y Zaragoza, hace un alto para deshacerse en elogios con Valencia. Pese a haber viajado por todo el mundo dice haberse enamorado de la ciudad del Turia. “Tiene algo que me rompió el corazón, no he visto nunca una ciudad tan bonita. La ciudad de las artes es preciosa, pienso volver.”.  También surge la idea sobre donde quiere residir en el futuro. “New York sin duda, es como todo el mundo metido en una ciudad, nada que ver con Los Ángeles, que pese a tener lo mágico de Holywood, es una ciudad sin transporte público”.

 

Sacando el tema más actual sobre USA, Barack Obama, Max comenta la importancia que tiene aquí lo que pasa en su país cogiendo el periódico El Mundo, que está sobre la mesa,  y que ese día saca una noticia sobre el gobierno de Estados Unidos y una nueva inyección de dinero para parar la crisis.

 

-Max: Salimos en la portada de un periódico español, aunque creas que no, para alguien de la clase media americana esto sorprende, sobre todo la selección de la información. Como en las elecciones a la presidencia. Todo lo que había aquí era el espectáculo, y la guerra de Irak que seguía y sigue desapareció del mapa, dentro de unos días volverá a surgir cuando no haya nada que decir de Obama.

                                     

-El Ocho: ¿Por qué crees que ha tenido tan buena imagen Obama aquí?.

 

-Max: Por eso mismo, por el espectáculo. Mira, él era senador de Illinois, el estado donde yo vivo, y puedo decirte que no creo que hiciese nada especial allí. Es un buen orador y buen demagogo, pero nada más. Como todos los políticos, porque creo que los estados americanos funcionan por si solos, casi ningún senador hace nada.

 

-El Ocho: ¿Y Bush ayudo a esta buena imagen de Obama?

 

-Max: Claro. Bush  fue el presidente que ha ganado con el porcentaje más bajo de la historia. Esto hizo que los jóvenes votaran por Obama de una forma bestial en estas últimas elecciones. Había necesidad de cambio, pero no olvidemos que Obama no ha hecho nada aún.

 

Se muestra descreído de la política, prefiere hablar de la cultura. Dice no haber escuchado mucha música española y la escuchada no haberle llamado mucho. Le gusta Camarón. Me recomienda una cantante americana poco conocida aquí, Jenny Lewis. Quiere ser director de cine cuando acabe sus estudios, pero se arriesga a ver el peor cine español, espero que para aprender a no hacerlo. Antes de despedirnos me pide desesperadamente que le explique dos cosas más que curiosas, que no entiende de la sociedad española.

 

-Max: ¿Por qué tenéis dos huecos en el almohadón? ¿Para qué sirve meter la almohada por un agujero si se sale por otro?. De verdad, en Estados Unidos lo metes por uno y ahí se queda, es más fácil. Necesito que me explique por qué. Ah, ¿y por qué salen anuncios de prostitución en los periódicos?. ¡En los periódicos! Me parece increíble, el sitio de las noticias y la cultura ofrece prostitución. También es verdad que como en USA la prostitución está prohibida por Ley a mí se me hace más extraño, por ejemplo, pasar por la calle Montera, pero aún así hay cosas como la de los periódicos que no las entiendo.

 

Como es lógico no pude contestarle. Yo tampoco lo sabía ni lo entendía.. Está claro como él me dijo al principio, que no somos tan diferentes, que España y Estados Unidos no están tan lejos uno del otro, mas que en pequeños detalles, y que no podemos generalizar, ya que es un país enorme y desconocido. Pero una conversación con alguien como Max, un chico joven, ciudadano normal y estudiante soñador nos ha ayudado, en parte, a saber que la única forma de conocer  un país, es conocer a su gente y de nada vale hablar por hablar.

 

 

Jesús Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: