“QUE PAREZCA UN ACCIDENTE”

 

Una película que bien podría ser un accidente

 

 

 

 

 

quepraezca-un-accidente8888Hay hipótesis que se asientan sobre una teoría; religiones que se apoyan en un texto u objetos que necesitan estar encima de una superficie para no caerse. Todo esto es lo que le pasa a la nueva película de Gerardo Herrero: “Que parezca un accidente”, una comedia de estilo negro. Toda su historia gira en torno a tres actores sobre los que se basa para no perderse en el olvido. Todo el mundo sabe que Carmen Maura es una pieza clave para que una película española triunfe, ya sea por su trayectoria, sus dotes de actuación o su personalidad, el caso es que un trabajo de Carmen Maura nunca es calificada de nefasto y todo buen director que se precie lo sabe.


           

Por otro lado Federico Luppi lleva muchos años actuando en nuestro país (por no decir toda la vida) y cada papel que le dan de asesino a sueldo o tramposo (véase los casos de “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto” o la espléndida “Incautos”) los borda. Tanta sencillez y humor a la hora de actuar no es típica de un asesino, pero él lo ha tomado como referencia para mostrarnos una profesión que no tiene porqué ser tan sangrienta y despiadada, de hecho hasta se toma la libertad de desvelarle a sus víctimas quién fue el asesino real de JFK antes de matarlas.

            Y por último llegamos al vértice de esta trama, un hombre que se puede poner hacer comedia como drama porque siempre cambiará su forma de actuar amoldándose al personaje. Hablo de Jose Luís García Pérez, que en esta película toma el papel de yerno odiado por la suegra por una supuesta infidelidad y al que hay que quitar de en medio.

            Sin ellos, esta película no valdría lo que vale. Tiene un buen guión por la idea y los diálogos funcionan, pero a la hora de llevarla a cabo comete muchos errores. Hay planos que no tienen ningún sentido como el primer plano de Carmen Maura y Marta Fernández Muro cuando están haciendo spining; la última escena tiene un fallo garrafal con la foto (no pongo más por no desvelar al espectador el final); un cambio de eje cuando están las cuatro mujeres en la mesa sentadas, en el que se han jugado mucho y sí, no se han equivocado pero es que no aporta nada a la película, parece un parche para paliar la ausencia de algún plano.

           

¿La historia? Interesante. Una mujer recurre a un asesino a sueldo a punto de jubilarse para deshacerse de un yerno que le es infiel a su hija y que le produce migrañas. El hijo torpe del asesino a sueldo, enterado de que su padre no quiere hacer el trabajo porque se va de viaje, decide realizar su encargo. Lo intenta, pero todo le sale mal. Al final la nuera se arrepiente y decide parar al asesino a sueldo, pero cuando ya le has visto la cara a un asesino… Y ahí se queda la historia. No aporta nada nuevo ni hace que salgas del cine contento por la elección. Soy partidaria de ir al cine a ver cine español porque es lo que la industria necesita y en ningún momento digo que no se vaya a ver esta película ya que el público es libre de elegir, sólo les aviso de que no van a ver una gran película, sino una de “aprobado por los pelos.”

           

            ¿En qué fijarse? En el actor Adrián Navarro. No le van a dar un premio al mejor actor cómico, pero salva la situación de segundo asesino a sueldo al que todo le sale mal.

 

ROCÍO CAMPOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: