SE CUMPLEN 14 AÑOS DEL ‘NACIMIENTO’ DE UN MITO

Novena jornada del Campeonato de Liga, temporada 94/95. Real Madrid y Real Zaragoza acudían a La Romareda como segundo y tercero, respectivamente, pero iguales a puntos, a uno del líder en ese momento, el Depor de Arsenio Iglesias. Jorge Valdano, entrenador madridista, convoca a un chico de 17 años, del Real Madrid B, para jugar este encuentro ¡¡de titular!! Ya había disputado un par de amistosos con el primer equipo, marcando incluso, pero no había sido nunca convocado oficialmente. Lo que ese chico no pudo imaginar es que esa sería su primera piedra para una larga y exitosa carrera en Primera División. Un chico de San Cristóbal de los Ángeles que 14 años más tarde es el jugador español con mejor palmarés de las últimas décadas, y que tiene récords difícilmente superables. Aquel 29 de octubre, Raúl falló tres ocasiones claras de gol y envió un cuarto lanzamiento, de cabeza, al palo, pero le dio a Zamorano una asistencia, aunque de poco sirvió en cuanto a puntos, ya que el Madrid perdió aquel día 3-2. Pero la semilla estaba sembrada, Valdano supo lo que hacía y al sábado siguiente, el chico debutó en el Bernabeu frente al equipo que le vio crecer unos años, el Atlético de Madrid, contra el que marcó un golazo, sirvió otro y provocó un penalti, que significó el 1-0 inicial, para terminar el encuentro con una victoria por cuatro goles a dos. El ‘7’, dorsal que también lució aquel día, estaba dejando en el banco a Emilio Butragueño, otro buque insignia del conjunto de Chamartín.

 

Aquel 29 de octubre, del que este miércoles hará 14 años, El País publicó unos comentarios de Raúl en el que decía que “yo era del Atlético, y todavía hoy me tiran sus colores. Mi padre, que es rojiblanco hasta la médula, les pidió que me pagaran los estudios. Pero no lo hicieron. Luego quisieron deshacer las secciones inferiores del club… Y ahí acabó todo”. El Atlético de Madrid era historia para él, y ya sólo quería conseguir títulos con el Real Madrid. Y así lo hizo. Aquella primera temporada, el conjunto blanco ganó el título de Liga, el primero de seis en el palmarés de Raúl (1994/95; 1996/97; 2000/01; 2002/03; 2006/07 y 2007/08). En el 96, con la primera llegada al banquillo del italiano Fabio Capello, Raúl cosechó su primera gran temporada, jugando 42 partidos en Liga y anotando un total de 21 goles, entre ellos dos a reseñar al conjunto colchonero, nuevamente. Uno de ellos en el Vicente Calderón, ya por todos conocido, donde dejó en el suelo al central rojiblanco Juanma López, para marcar gol estando muy escorado. El otro en el Bernabeu, en el encuentro de vuelta. Era la jornada 41 de Liga, y el Madrid necesitaba vencer para conseguir un nuevo Campeonato. Rondando el minuto 36, Raúl se inventó una maravilla, tras un pase desde la banda izquierda, controlando un balón cerca del área pequeña y dejando atrás a un defensa atlético, para marcar el primer gol del 3-1 final.

 

Es evidente que no vamos a descubrir el palmarés de Raúl (seis ligas, cuatro supercopas de España, tres Ligas de Campeones, dos copas Intercontinentales y una Supercopa de Europa a nivel de equipo), pero hay que decir que tiene dos pequeñas espinitas clavadas, una individual y la otra colectiva. El Balón de Oro, que otorga el periódico France Football, del año 2001 era, según muchos periodistas y profesionales del fútbol, para Raúl, pero la gran temporada que hizo Michael Owen (consiguiendo la Copa de la Liga, la Copa de Inglaterra, la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa con el Liverpool aquel año) le valió para dejar a Raúl con el Balón de Plata, que además se llevó el FIFA World Player de bronce (el tercer puesto), por detrás de Luis Figo y David Beckham.

En cuanto al título colectivo que le falta -aparte de una Eurocopa que ha vencido la selección española este mismo año sin estar él entre los 23 elegidos por primera vez desde que debutó con la selección en 1996- la Copa del Rey se resiste al conjunto de Chamartín desde que la venciesen en el año 93. En 2002 y 2004, el Real Madrid perdió la Copa del Rey contra el Depor y el Zaragoza, respectivamente, siendo crueles ambas, ya que la primera se perdió en el Santiago Bernabeu el día del centenario madridista, y la segunda se perdió en una prórroga.

 

En estos 14 años, la mayor polémica en la que se ha visto envuelto Raúl ha sido la de ir convocado con la selección o no. En 2006, después del Mundial de Alemania, Luis Aragonés decidió dejar de convocarle y empezar una renovación en la selección, que como todos sabemos acabó de forma gratificante con la victoria y consiguiente consecución de la segunda Eurocopa de la historia del fútbol español, en su máxima categoría.

 

En estos 14 años de carrera, todos en el Real Madrid, en el que todo parece indicar que acabará su carrera, ha jugado 491 partidos, marcando 209 veces, en Liga; 34 partidos de Copa, con 15 goles en su haber, y 120 partidos de Champions League, con 61 goles marcados, siendo el máximo goleador de esta competición. Ha conseguido dos trofeos Pichichi (1998/99 con 25 goles y 2000/01 con 24 tantos) y dos veces máximo goleador de la Champions League (1999/00 y 2000/01). Además ha sido elegido mejor delantero de Europa por la UEFA en las temporadas 2000/01 y 2001/02, y fue incluido, en 2004, en la lista de la FIFA de los 100 mejores jugadores vivos del siglo XX. Con la selección ha disputado 102 partidos, marcando en

Desde el 2002, Raúl empezó a hacer sus peores números, con la excepción de la temporada pasada (2007/08), y hoy en día no tiene ni mucho menos asegurado su puesto como titular en el Madrid, donde se van turnando Van Nistelrooy, Higuaín y él, aunque en ocasiones juegan los tres juntos. Pero nadie puede negar la gran capacidad de sacrificio de un jugador que ha estado 14 temporadas (sin contar esta, que ha empezado hace relativamente poco) al más alto nivel, jugando muchísimos partidos por temporada, con el desgaste que ello supone.

Solo basta con recordar los dos goles ya mencionados contra el Atlético de Madrid, los goles en el Camp Nou, silenciándolo tras marcar el 2-2 en la temporada 1999/00, el gol a la Real Sociedad, llevándose el balón con la espuela entre dos defensas guipuzcoanos, el golazo en El Molinero en la temporada 1997/98, el famoso aguanís en la final de la Intercontinental en el año 98, el gol de pillo en la final de la Champions del 2002 contra el Bayer Leverkusen… y así un largo etcétera, que hacen de Raúl González Blanco el mejor jugador español de los últimos tiempos. Con el ‘7’, o el ‘17’ que también llevó, Raúl siempre será Raúl.

 

Rubén V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: