SÓLO FALTA EL G.P. DE BRASIL PARA ACABAR EL MUNDIAL

Sólo queda la cita en Brasil (31 oct-2 nov) para que acabe el Mundial de Fórmula 1 2008, con 2 victorias de nuestro piloto más laureado, el asturiano Fernando Alonso. Y es hora de hacer balance, y buscar los fallos del campeón de 2007, Räikkönen, de preguntarse porqué Massa sigue pilotando un Ferrari tras sus exhibiciones de cómo hacer varios trompos en la misma carrera, de saber cuándo Hamilton empieza a perder puntos por sus nervios, otra vez, y no finiquita antes el Campeonato, y de preguntarse porqué Alonso, el polaco Kubica y el alemán Vettel no tienen un coche mejor, ya que en este Mundial entre Hamilton y Massa, estos tres han pellizcado podios y victorias con coches inferiores e irregulares.

 

Ferrari está acostumbrada a dar una de cal y otra de arena, igual que Kimi Räikkönen, que un año está perfecto -o casi- y al siguiente nos decepciona con lamentables actuaciones. Con Massa les debe de ocurrir que no saben qué hacer, porque, pese a ser un piloto que no arriesga en los momentos en los que se ganan los mundiales -en China ha tenido que “dejarle pasar” Kimi para no perder dos puntos más respecto a Hamilton-, el brasileño consigue podios y victorias, y está a falta de una carrera con posibilidades de vencer el Campeonato, todo ello en parte gracias a fallos de los que van por delante en carrera -como Hamilton y Kimi en alguna ocasión- y que sí que arriesgan diez u ocho puntos por vencer en la pista.

 

Mclaren tiene dos problemas: uno menor en el caso del británico Hamilton y otro mayor con Kovalainen. Hamilton ha nacido para ganar mundiales de Fórmula 1, pero no puede precipitarse y buscar sacar de la pista a los rivales -como hace para adelantar a los que le plantan cara-, porque acaba sancionado o fuera de carrera. El año pasado ya perdió el Mundial por intentar adelantar a Alonso en la primera curva de Brasil, saliéndose de pista y teniendo algún percance técnico después. Y todo cuando acabando cuarto -con las posiciones que llevaban en ese momento- él era campeón. En la Fórmula 1 hay que ser inteligente, y al británico le falta a veces ese punto. Sobre el finlandés Kovalainen, Mclaren tiene que buscar la forma de hacer progresar de la manera adecuada a este piloto, ya que tiene potencial, pero con un gran coche no ha sido capaz de acabar entre los cuatro primeros -ahora mismo es séptimo con 51 puntos, por 53 de Alonso, sexto, y a 18 puntos de Räikkönen, cuarto-.

BMW-Sauber y Renault han recorrido caminos diferentes. Nick Heidfeld y Robert Kubica, pilotos BMW, comenzaron siendo de los mejores de la parrilla, aunque Heidfeld se ha mostrado todo el Mundial mucho más irregular, y el coche ha ido de más a menos, hasta llegar al G.P. de Canadá, donde Kubica quedó primero y Heidfeld segundo. A partir de ahí, sus resultados comenzaron a ser peores, el coche no iba a más, aunque era un gran coche, y sólo Kubica, con posibilidades hasta este G.P. de China, permaneció en la pomada para ganar el Mundial.

 

 

La escudería francesa de Renault ha ido de menos a más. Dos pilotos distintos -Alonso, con un palmarés y mucha experiencia a su espalda, y el brasileño Piquet, novato aunque con buen palmarés en categorías menores- y un mismo coche. Un desastre de coche que iba lento o se averiaba. Pero todo empezó a cambiar primero en el G.P. de Alemania, donde, gracias a una gran estrategia y las circunstancias del tiempo, Piquet queda en segundo puesto por detrás de Lewis Hamilton, y luego a partir del G.P. de Bélgica, dónde Alonso quedó cuarto -su peor puesto en carrera desde ese Gran Premio, hace ya cinco carreras- y empezó a remontar posiciones, venciendo en Singapur y Japón con buenas estrategias, algo de fortuna y un coche evolucionado y competitivo.

 

Además de ésto, Piquet ha puntuado en las dos últimas pruebas disputadas.

Por último, es obligado volver a hablar sobre el alemán Sebastian Vettel. El piloto de Toro Rosso, uno de los peores coches de la parrilla, ha logrado este año una pole y una victoria, en Italia, y ha puntuado en varias carreras, siendo el octavo en la clasificación general con 30 puntos a falta del Gran Premio de Brasil.

 

Tal y como he empezado diciendo, sólo nos queda la cita en Interlagos y lo más seguro es que Hamilton logre su primer Campeonato del Mundo de Fórmula 1, a menos de que ocurra un desastre en Mclaren, que con Ron Dennos y el piloto británico de por medio, todo puede ser.

 

 

Rubén V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: