Semana rojiblanca, días de tensión

El Atlético de Madrid ha vivido una semana cuanto menos agitada. Al comienzo de la semana, saltó la sorprendente noticia: La UEFA sancionaba al equipo con el cierre del estadio Vicente Calderón por  dos partidos (y un tercero dependiendo de la conducta tenida a posteriori), una multa de 150.000 euros y una sanción también de dos partidos al técnico rojiblanco, Javier Aguirre. Las causas que acreditaba la organización europea remitían a los incidentes que hinchas del Marsella protagonizaron durante el partido Atlético de Madrid- Olympique de Marsella, una supuesta carga policial desmedida contra ellos, cánticos racistas por parte de la afición atlética y una mala organización del encuentro por parte del club.

 

En resumen una sanción más que injusta (cercana a tener un tufo caciquista por parte del presidente de la UEFA, francés por supuesto, Michel Platini) por varias razones. La decisión de la multa vino dada por una carta de queja enviada por el Marsella, fuera del plazo que la competición estipula para quejas y que se aceptó sin comprobar la versión del Atlético. (¿Se imaginan un juicio fuera de plazo donde además se aceptara la condena sólo por lo que el demandante dijese sin dar lugar a una defensa por parte del demandado?). Además, los incidentes producidos fueron exclusivos de los aficionados franceses con la policía española.  Destacar, que dicha actuación policial fue respaldada por el Gobierno y  es totalmente independiente al club. Los cánticos racistas, si  es que los hubo, fueron de cuatro ineptos, pese a ello tanto el árbitro como los delegados de la UEFA desplazados en el campo calificaron como estupenda la organización del encuentro. Para sumarle al teatro “uefistico” no faltaron cartas de Platini al presidente Zapatero, a la embajada francesa, y por su supuesto las denuncias descontroladas del presidente del Marsella (como pataleta por la derrota sufrida contra el Atleti, seguramente si hubiesen ganado nada de esto hubiese sucedido). Ejemplo de ellas son unos supuestos incidentes de los aficionados del Calderón contra los minusválidos franceses que viajaron a ver el encuentro (en imágenes se ve que algunos no son ni minusválidos). La discutible sanción a Aguirre pillado por las cámaras insultando, la apelación del Atlético, y la suspensión cautelar de la sanción ante la imposibilidad de organizar el partido ante el Liverpool (miércoles 22 de Octubre) en un campo a 300 Km. de Madrid como estipulaba la UEFA. Un circo en toda regla, en el que el Atlético se vio envuelto sin merecerlo.

 

Para remate, el Sábado en la jornada liguera, lo de todos los años. Un derbi, Atlético de Madrid- Real Madrid, en el que los locales fueron mejores ante un Madrid del que no se sabe si se autorregula o desaparece del partido por inferioridad en el juego.

 

El partido comenzó con un gol de Van Nistelrooy (y cante de Leo Franco) a los cuarenta segundos de partido(el año pasado se vivió una situación similar con un gol de Raúl).Una horrible actuación del árbitro Clos Gómez, los dos equipos con diez. El gol de Simao para el empate en el minuto noventa y ya en los últimos minutos del encuentro un penalti estúpido, pero clarísimo, de Heitinga a Drenthe permitió al Pipa Higuain darle la victoria a los merengues por 1-2. Eso sí, partido lleno de tensión al más puro estilo derbi madrileño, pero con una mala gestión del técnico Javier Aguirre equivocándose en el once titular, con cuatro mediocentros juntos, entre ellos el desaparecido Raúl García, y fallando en los cambios. Horrible partido del central  John Heitinga que acabó regalando el partido al Madrid, que por cierto, no fue más que  Pepe, Gago y algo más.

 

Vaya semanita para los aficionados Atléticos. Y la siguiente no viene sencilla, como ya hemos dicho, el Liverpool en Champions y el fin de semana la visita al Villareal con el equipo a diez puntos de la cabeza y a siete del Madrid.

Pero no podemos ser negativos, pese a la vergüenza de la UEFA y la fijación del destino que casi como tragedia griega invita ya la derrota contra el eterno rival. Del derby podemos sacar el gran partido del argentino Banega, al que parece que con confianza, se le puede sacar mucho partido. Además Assuncao, Simao o Kun rindieron como se esperaba de ellos, aunque Agüero estaba muy cansado. La afición estuvo de diez tras vivir una muy dura semana llena sobre todo de impotencia ante lo injusto.

La actuación de los dirigentes del Atlético de Madrid fue sublime ante la sanción de la UEFA.

Prácticamente todos los equipos de fútbol y estamentos deportivos españoles cerraron filas para ayudar a los colchoneros. El Gobierno, con el mismo presidente y varios ministros a la cabeza, y la Comunidad de Madrid respaldaron la apelación de la sanción.

El Atleti, guste o no, volvió  a ser grande (aunque no dejó de serlo nunca), desgraciadamente y gracias al ataque del Marsella y la UEFA, que debería, pero no hará, quitar la sanción en todos sus puntos (exceptuando lo de Aguirre).

No me nieguen que vivir una semana así como atlético tiene su emoción, normal que luego no se sepa porque es uno del Atleti. O sí.

 

 

Jesús Ruiz

Anuncios
Comments
One Response to “Semana rojiblanca, días de tensión”
  1. pandi dice:

    Vaya afición de pacotilla que tiene el Marsella, que aprenda de la del Liverpool o de la atletica misma. Hoy en el partido Atlético- Liverpool hasta se han aplaudido una a la otra. Eso son aficines dedicadas al fútbol y a su equipo. Un diez para la aficción del Liverpool, por su respeto hacia los demás y sobre todo al fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: