“¿POR QUÉ LLEVAS PIJAMA TODO EL DÍA?”

LA TRAGEDIA A TRAVÉS DE LA MIRADA DE UN NIÑO

 

 


 

Cuando fui al cine a ver la adaptación al cine de “El niño con el pijama de rayas” no me esperaba ver una gran película que me fuera a emocionar porque es verdad que el libro no lo consigue del todo, pero tengo que decir que me sorprendió y a la vez me dejó descolocada. Me explico.


 

 

            Acabé de leerme el libro días antes de que estrenaran la película y ya, algunos de mis amigos, me dijeron que el libro no tenía nada de especial y que desde el principio sabes como va a acabar y pueden tener razón, no seré yo quien se la quite. Pero descubrí algo al leerlo y es que hay muchas maneras de contar una misma historia sin, quizás, meterse tanto en el drama y la miseria y, sobre todo, un libro que trate un tema de una parte de la historia tan triste y que sea recomendable para adolescentes.

Estamos cansados (por no decir hartos) de que saquen libros sobre los mismos temas una y otra vez, pero el libro de “El niño con el  pijama de rayas” es una obra que muestra los desastres de una guerra mirados desde la perspectiva de un niño que nunca entenderá que unas personas puedan tratar mal a otras por el simple hecho de ser judíos, de que vivan en un sitio tan inhóspito como los campos de concentración, porque los niños no tienen la capacidad de entender que el mundo pueda ser un lugar malo e inseguro. La inocencia, la amistad, la ignorancia, el ver la vida como si todo fueqra una aventura donde hay que explorar y descubrir es todo lo que el libro puede enseñarnos, algo que los libros que hablan sobre el holocausto no harán jamás.

           


 

La película muestra absolutamente lo mismo pero claro, siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, y no es lo mismo imaginarte en el libro el campo de concentración (que siempre está como telón de fondo pero lejano) que verlo con una imagen y sentirlo más cerca.


 

            Antes les he dicho que la película me sorprendió pero a la vez me dejó descolocada. Me sorprendió porque cuenta la historia con escenas distintas a las que el libro muestra y saltándose pasos que igual no son claves, pero sí importantes y me dejó descolocada porque es verdad que me estás contando la historia con escenas cambiadas pero me gustaba y salí de la sala sin saber que me gustaba más, si el libro o la película.

            Sepan una cosa, la película emociona en el último momento por el dramatismo de la escena, porque en ningún momento, a lo largo de la película, habíamos llegado a sentir el terrible dolor y el miedo; porque, seamos sinceros, toda película que trate del dolor de un niño siempre nos impacta más y porque el último silencio (recuerden esto) es el más doloroso.

            No busquen una obra maestra, porque no la encontraran. Busquen, simplemente, una película bien hecha, con cambios pero sin fallos a gran escala y sentir, una vez más, los pelos de punta al pensar en esa negra parte de la historia del mundo.

 

 

ROCÍO CAMPOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: