Noticias frescas

Un día cualquiera de Agosto, en un lugar cualquiera de España, un reloj de un salón cualquiera, anuncia las tres de la tarde. La hora más ardiente del día, independientemente de la compañía con la que se decida pasar.

 

Las últimas lagartijas, las más valientes que quedan por la calle, se retiran a sus refugios. El gazpacho y la ensaladilla rusa están dispuestos en la mesa, preparados para ser disfrutado por los comensales sudorosos, que intentan apagar su sed con el estacional y refrescante “tinto de verano”. El ventilador, debidamente recuperado del trastero, como cada año por estas fechas, ayuda a soportar un poco mejor las sobremesas más calurosas del año… Seguro que a más de uno le suena esta típica escena, casi tan típica como la ausencia de noticias de interés que se percibe en esta época y nos recuerda, por si acaso aún no lo habíamos notado, que el verano ha llegado y que no somos los únicos de vacaciones: la información notoria también estará disfrutando en alguna playa caribeña, hasta septiembre.

 

 Comienza el segundo prime-time español (conocido como el prime-time de la siesta) y con él, los acontecimientos más relevantes de ese día (cualquiera) de agosto.

 

Cada año, por estás fechas, los telediarios nos “fríen” (y con este calor, nunca mejor dicho) a información insulsa y repetida. Los titulares abren con ¿noticias? tales como el abarrotamiento estival de las playas o los estragos del calor y las precauciones que debemos de tener estos días, sobre todo con los niños y los ancianos; como si a alguien se le fuera a ocurrir dejar al abuelo al “solano” y sin agua, para que se dore bien, vuelta y vuelta, y luego le echamos sal gorda, como si fuera una sardina…Aunque visto lo visto, tampoco voy a hablar mucho…Como dijo aquel sabio torero : “Hay gente pa´ tó”.

 

Menos mal que siempre nos quedarán el “corazón”, que tanto quejarse, tanto quejarse, pero son las únicas noticias que no sólo no cogen vacaciones, si no que aprovechan el calorcito para introducirse en nuestros hogares por las rejillas del aire acondicionado y hacernos más ameno el mes de agosto con los eternos robados-pactados de la Obregón en bikini y los abdominales bronceados del guaperas de turno, que a diferencia de las informaciones “serías”, cada año varían (los abdominales y los bikinis de Anita)

 

En agosto no solo ilumina el sol, la calidad informativa también brilla por su ausencia casi tanto o más que el astro rey y esto puede ser debido a que en verano no pasan cosas interesantes (entendedlo, con  este calor a la gente le da pereza ponerse a discutir y a decidir cosas) o a que las redacciones están tomadas por becarios “cuatroduristas” y que ya que se les ha fastidiado el verano, pues se toman eso de la actualidad informativa con relax…

 

Pero de ahí a que lo que nos cuenten cada año sea exactamente lo mismo, es un poco insultar a los telespectadores, que para eso nos ponemos un DVD con las noticias de años anteriores y dejamos a los pobres becarios que se vayan a remojar un rato y nos dejen de vender como noticia de alto interés social que las playas de Benidorm están repletas de gente…En mi opinión, la verdadera noticia sería que mañana aparecieran las playas levantinas desiertas , con pingüinos…y puestos a soñar, sin Ana Obregón.

 

L.Cardeña

Anuncios
Comments
One Response to “Noticias frescas”
  1. Walter dice:

    No sé si es irónico, sobre todo este año que se celebran unos Juegos Olímpicos. Además la guerra del cáucaso, el Sahara Occidental, el conflicto de Filipinas, la crisis económica, el accidente de Barajas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: