LAS CARAS DE LA SUERTE

 

Pensar en la “mala suerte” en los tiempos que corren es algo más que habitual. Sin embargo, si nos paramos ha pensar objetivamente que califica a la suerte como buena o mala nos damos cuenta que nunca es tan mala como pensamos.

Esta filosofía es de alguna manera la que quiere expresar el Club Atlético de Madrid con su nueva campaña publicitaria.

 

Un spot, que un año más es realizado por la ya familiar agencia “Sra Rushmore”. Y que como es habitual refleja el sentimiento atlético, yendo esta vez va más allá y mostrando las diferencias de apreciación según la calidad de vida.

“El pastor” fue rodada en la Base militar El Goloso, y protagonizada por el Capitán José Carballo Cancho, rojiblanco en la realidad y conocedor de las penurias y vivencias de los kosovares. En él se refleja el drama del pueblo kosovar personificado en Lorik (caracterizado por el actor Jesús Celemín), un pastor al que la guerra le ha arrebatado su familia.

 

Si nos paramos a analizarlo nos damos cuenta, que grandes dramas de nuestra vida son nimiedades para personas como Lorik que no “sólo” han perdido su casa, su vida, sino también a su familia. “Le hablé de la final del 74, del mal fario que siempre nos ha perseguido, entonces se hizo un silencio interminable. Allí estaba yo hablando de sufrimiento a un hombre que lo acababa de perder todo” Qué es perder una final comparado con perderlo todo, qué significa mal fario en una guerra. Es posible que sea hacer de la vida ese silencio penetrante que parece no acabar nunca.

 

No nos olvidemos que el anuncio habla de una guerra concreta, pero podría sin lugar a dudas reflejar el sentimiento de todas. Guerras como las del Líbano, Irak, Afganistán… en las que el Ejercito Español también es participe en misiones de paz, al igual que en Kosovo. Guerras en las que nuestros hombres y mujeres intentan ponerles un poco de ánimo a las vidas que continúan. 

 

He estado en Kosovo tres veces, allí conocí a Lorik, un pastor que lo acaba de perder a toda sus familia. Hablamos de muchas cosas, y un día me preguntó por la camiseta que llevaba en el vehículo, y le conté lo que significaba para mí el sentimiento atlético, de que somos una afición acostumbrada al sufrimiento

 

 Hablar de otras cosas o de lo que significa un equipo para nosotros puede albergar por un momento, aunque sea breve, un mínimo de alegría en el silencio, la soledad y la amargura de quienes lo han perdido todo. Una camiseta colocada en un vehículo casi como una bandera, como una insignia, es para ellos el reflejo de la vida más allá de las bombas, es el color que los humos les arrebataron. Pequeños detalles que hacen que una misma Europa sea tan diferente a la vez .

 

Haciéndose participes de su propio mensaje, el Club Atlético de Madrid a través de su Fundación pondrá en marcha un proyecto para reconstruir un campo de fútbol en Kosovo.

 

Ojalá algún día no muy lejano nuestro ejército allí destinado junto con la población kosovar pueda escuchar de nuevo el tono de la felicidad y no el silencio de una guerra. Ojalá el deporte ayude a conseguir que los silencios interminables y las voces apagadas por la “mala suerte” se unan para aclamar y cantar los goles en un nuevo estadio construido sin lugar a dudas con toda la suerte posible.

 

Por tanto aprendamos el mensaje y no olvidemos que un leve desvío en nuestro camino no es “mala suerte”, al fin y al cabo siempre habrá tiempo para retornar a pesar de los pequeños rodeos. No todos tienen esa suerte. 

 

 

 

Esther M.G

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: