DE JUANA CHAOS SALE A LA CALLE TRAS SU CONDENA

 

Ayer (sábado 2 de agosto) salió libre, tras cumplir la pena por amenazas, el terrorista etarra Iñaki de Juana Chaos, provocando todo tipo de respuestas, la gran mayoría negativas, en la sociedad. La AVT salió a la calle llegando a pedir, algunos de los manifestantes, incluso la cadena perpetua e insultando al presidente del Gobierno, según ellos por haberlo “dejado” salir de la cárcel. En 1986, de Juana asesinó a 12 guardias civiles en la plaza de República Dominicana, en Madrid, siendo condenado a una pena de 3.129 años por estos y otros asesinatos más, llegando a la cifra de 25. De Juana no ha mostrado arrepentimiento por ninguno de estos asesinatos, incluso ha llegado a alegrarse por los cometidos por sus “compañeros” de ETA, mientras él estaba en prisión. En agosto de 2005, y por el Código Penal de 1973 con el que fue enjuiciado, de Juana quedaba libre de su condena, habiendo cumplido sólo 18 años de pena, pero la fiscalía del Estado le denunció por dos artículos publicados en el diario GARA, donde se hacía apología del terrorismo y había amenazas directas. Así, el Tribunal Supremo condenó a 3 años de prisión, de cumplimiento íntegro, al etarra. Del resto ya nos sabemos la historia: huelga de hambre, manifestaciones en contra y a favor del terrorista, quejas al Gobierno, negociación con ETA que acabó en nada… y un largo etcétera que se acabarían de resumir en este 2 de agosto de 2008.

 

Pero existe una variante en todo este asunto a tener muy en cuenta. En febrero de 2006, el Tribunal Supremo dio a conocer la llamada “doctrina Parot”, con una sentencia a este terrorista, por la que toda condena por acto terrorista será efectiva de manera íntegra, hasta un límite de 30 años, que es lo que permite la ley española. De Juana, al ser enjuiciado antes, tenía una pena que no contemplaba esta posibilidad, por lo que se vio beneficiado por la reducción de penas, gracias a diversas tareas.

Echar la culpa al Gobierno (a cualquiera de los que ha habido estos 21 años) es hacer un acto algo demagógico, ya que, estando bien o mal esa ley -la cuál no estoy valorando ahora mismo- del año 73, de Juana ha salido a la calle libre tras cumplir la pena que contemplaba dicho Código Penal. Y muchos terroristas han salido a la calle en todos estos años cuando terminan su condena.

La petición de cadena perpetua para alguien no se contempla en el Código Penal español, y en su contra se pone la Constitución del 78. Entonces, ¿qué pedimos? Es lo más complicado de contestar. Está claro que todos deseamos que un asesino pase el mayor tiempo posible en la cárcel, pero, ¿es más muerto el asesinado por ETA que el asesinado por otra persona? Pregunten a las familias. Si la cadena perpetua se hiciese efectiva, algo que no se prevé ni a medio ni a largo plazo, tendría que ser para todos los asesinos, y quizá sin depender de las circunstancias en las que se produzca. Sería muy complicado hacer esa línea de separación entre quién debería ser condenado de esa manera y quién no.

 

Otra de las quejas es la producida al saber que de Juana iba a vivir en una zona donde habitan varios familiares de víctimas o víctimas directas del terrorismo etarra. La respuesta a esto por parte del Gobierno será una futura Ley que impida que esto vuelva a ocurrir, aunque de momento no se sabe qué va a pasar con de Juana. Será más bien una reforma del artículo 48 del Código Penal, por el que, en determinadas situaciones, el asesino no se podrá aproximar o comunicar con las víctimas, siendo esta prohibición obligatoria. Hasta ahora, esto ocurre si la acusación lo pide de forma accesoria a la pena principal. También habrá reformas en las penas de indemnización a las víctimas, para que tengan que cumplirlas los terroristas de manera íntegra.

 

En lo que sí estamos todos de acuerdo, o al menos deberíamos, es en que esta lacra del terrorismo, en cualquiera de sus vertientes, debe terminar ya. Y para ello, el Parlamento al completo debe trabajar unido, escuchando a todos, no exigiendo lo que no se puede exigir desde determinadas posiciones (“Al Gobierno de España corresponde dirigir la lucha antiterrorista, pero combatir el terrorismo es una tarea que corresponde a todos los partidos políticos”-Pacto por las libertades y contra el terrorismo firmado sólo por PP y PSOE en el 2000-) y tratando de ayudar en vez de destruir las labores de los demás, porque tiene que existir una unidad política y social, lo que no quiere decir una subordinación al Gobierno.

 

 

Rubén V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: