Y TODO ACABA COMO EMPEZÓ

Con un final abierto a la imaginación del espectador acabó la última gran serie de Telecinco, Los Serrano. Ocho temporadas, cinco años en antena y 147 capítulos más tarde, Diego Serrano, tras una serie de fracasos personales a lo largo del último capítulo, se suicida, y de ahí hacia delante, lo que ocurre es objeto de debate. ¿Todo es un sueño? ¿La vida le da una segunda oportunidad? O quizá nada de eso. La propia página de Telecinco indica que “en este último capítulo unos nacen y otros… Diego no puede más. Su mayor ambición, mantener unida a su familia, se ve truncada definitivamente con la detención de Curro  y la emancipación de Guille y Teté. Solo, fracasado y completamente hundido decide poner fin a su dolor y volver con Lucía. Viaja a otro lugar, quizás a otro tiempo mejor, donde se reencuentra con los suyos tal y como siempre deseó”.

 

 

Más de tres millones y medio de espectadores siguieron las últimas andanzas de una serie que pasará a engrosar la lista de “series míticas” de la televisión española, junto a Farmacia de Guardia, Médico de Familia o Verano Azul, entre otras. Ha podido con médicos, policías, comunidades de vecinos…y ha aguantado el chaparrón de las críticas, cuando, de una forma evidente y normal, los guiones eran de peor calidad que los primeros, pero seguía manteniendo su origen de problemas algo alocados, líos impensables y soluciones que satisfacen a todos.

Han creado un lenguaje propio (como “mayormente”), hicieron reír a más de ocho millones de personas con “el otro lado de la acera” y “los puentes de Burundi”, haciendo el máximo histórico de la serie, y ha conseguido ser versionada o emitida originalmente en países como Francia, Italia o Portugal.

El final de Los Serrano tuvo un “pero”: la ausencia de Verónica Sánchez en el episodio más emotivo de la serie, tapada con una voz en off en el cuarto de baño al final del mismo. Siendo evidente que el tiempo ha pasado por todos sus protagonistas, la simulación de las imágenes del primer capítulo quedó un poco forzada, ya que volver a ver a Teté con las trencitas parecía no encajar mucho viendo ya su edad. Pero otra manera de hacerlo no existía, claro está.

 

Una nueva forma de hacer series en televisión salió a la luz el 22 de abril de 2003, cuando Antonio Resines (Diego Serrano) y Belén Rueda (Lucía Gómez) se casaron en la ficción, juntando a los incorregibles hijos de uno con las hijas pijas de la otra. Desde entonces pudimos ver cómo avanzaba, a trancas y barrancas, lo que sería la primera relación de la serie, entre Marcos Serrano (Fran Perea) y Eva Capdevila (Verónica Sánchez). Cuando éstos abandonaron la serie, las tramas principales pasaron a los pequeños, Guille (Víctor Elías) y Teté (Natalia Sánchez). Y a partir de aquí, la serie empezó a ser más enrevesada, perdiendo audiencia. La llegada de nuevos personajes creaba nuevas tramas, que enganchaba a los espectadores pero que no recuperaba a los de sus inicios. Hay que recordar que el mínimo de la serie fue de casi tres millones de espectadores (“El síndrome Sarkozy”), ya en el capítulo 138, algo que ya quisieran muchas series para ellas. La muerte del personaje de Lucía fue unos de los momentos más seguidos de los últimos episodios, pero no afianzó espectadores.

 

 

El 22 de mayo de este año, Telecinco anunciaba la grabación de la última temporada de la serie, que constaría de siete capítulos finales. Las bajadas de audiencia (la serie siempre superó el 20% de share, excepto en la séptima y penúltima temporada, donde se quedó “solo” en el 19,5%) provocaron que la productora crease un final digno –objetivo conseguido- para una serie que ha marcado un antes y un después en la televisión española. Los Serrano se van, no son echados como muchas otras series. El tiempo también ha pasado por ellos y es hora de dar paso a nuevos proyectos. Un réquiem por Los Serrano. Amén

 

 

Rubén V.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Y TODO ACABA COMO EMPEZÓ”
  1. Con la luna dibujada dice:

    No acaba como comenzó!!! Comenzó con éxito y acaba sin el. Comenzó con tramas interesantes y acabó sin ellas. Comenzó con audiencia y acaba con poca. Era una serie que entretenía y con temas alegres y acaba con un drama. No acaba como empezó!!!

  2. Anonimo dice:

    Mayormente un gran articulo, jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: