ANATOMÍA DE GREY: AMOR, VIDA, MUERTE…

 

            Dicen que no hay que fiarse de las apariencias y tienen razón. Hay series que puedes desear verlas porque has visto el anuncio en la televisión y tiene buena pinta, o porque te han hablado bien de ella, pero luego llega el momento de la verdad y “cataplum!”, te parece lo peor que has visto. Y en otro caso existen series que nunca pensaste que podrías ver y luego te han acabado enganchando. ¡Misterios de la vida!


            Yo no vengo a cambiar gustos televisivos, ni a crear nada nuevo, solo quiero hablaros, de vez en cuando, de alguna serie que quizás merezca la pena analizar porque podemos encontrar cosas escondidas.

            “Anatomía de Grey” es una serie que, en principio, lo que más llama la atención sea el entramado de líos amorosos que existe entre sus protagonistas y no niego que esto no sea importante, pero no es lo principal. Estos líos sirven para endulzar otro tema importante que es la vida y la muerte.

            Quizás “Anatomía de Grey” sea una serie predecesora de “Urgencias”, pero más endulzada. Lo que muestra la primera son unos personajes que pueden llegar a mantener relaciones sentimentales con compañeros de trabajo utilizando elementos de humor, cosa que faltaba en la segunda. Unos opinarán que “Urgencias” era más realista, que sus personajes y las historias no buscaban en cada capítulo ser tan empalagosas y tendrán razón, pero hay que tener en cuenta que han pasado bastante años de una serie a otra y el público busca nuevos argumentos que les distraigan. No quieren ver sólo casos de personas que mueren y de sufrimiento. Sin una serie es capaz de mostrar la fragilidad de la vida humana y de los sentimientos, ¿de verdad creen que hablamos de una serie poco real?

            Creo que hay pocos formatos en la actualidad que toquen temas como el amor, la amistad, el honor, la intimidad… unidos siempre a la vida y la muerte. Por eso esta serie tiene éxito entre el público español: porque entretiene mientras te muestra que no todo es tan fácil, que las cosas se rompen por pequeños movimientos que falles. Que no siempre todo está ahí. Quizás mañana todo se haya acabado.

           

Algunas claves de la serie

 

  • Fijarse en la introducción y en el prólogo en los que habla Meredith Grey, porque siempre tienen mucho que ofrecer.
  • La amistad entre Meredith y Yang.
  • Los casos de Izzy, que es la que más se involucra con los pacientes.
  • Meredith y Derek, la historia de amor más fuerte.
  • La proximidad y lo verídico que son los casos médicos.

           

           

            La cuarta temporada de “Anatomía de Grey” ha estado cortada por la huelga de guionistas. Hoy en día, la cadena Fox ha vuelto a emitir los capítulos que faltaban pero Cuatro está todavía esperando. Yo recomiendo que si podéis bajarla de Internet hacerlo, porque si las tres primeras temporadas fueron de levantar sentimientos dentro de uno mismo, esta cuarta no va a dejar indiferente.  

 

 

ROCÍO CAMPOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: