Segunda legislatura para pasar página

Ya pasaron las campañas electorales, los mítines, las elecciones generales, las andaluzas, las votaciones para elegir al Presidente del Gobierno y al del Congreso, la designación de los ministros y sus carteras e incluso estamos ante la reorganización de la oposición. Todo esto en resumen es el comienzo de una nueva legislatura. José Luís Rodríguez Zapatero fue investido Presidente del Gobierno sin lograr la mayoría absoluta. Es la primera vez en la historia que un Jefe del ejecutivo sea elegido sin lograrla. Zapatero ha emprendido su labor como Presidente sin encontrar un socio perfecto para su segunda legislatura. Las opciones del PNV o CIU están descartadas tras el debate de investidura, además de por la actitud que el Partido Nacionalista Vasco está teniendo con los conflictos en los ayuntamientos vascos y sobre todo en Mondragón.

 

Pero la situación de Zapatero parece haber variado bastante respecto a la anterior etapa. Tanto en el debate de investidura como en los rumores de acuerdos con el PP para una reforma limitada de la Constitución se puede intuir. Su postura rectificadora con el PP y con Mariano Rajoy es un punto positivo que puede acercar al Presidente a que pese  a no obtener su cargo con la mayoría del Congreso los pactos nacionales entre los dos grandes partidos sean posibles. Falta por ver la actitud del PP ante la mano tendida de Zapatero, pero el primer careo entre los líderes de ambos bandos pareció amainar levemente la crispación política de la anterior etapa. Además la marcha de Zaplana del partido es un cambio importante. Además hay que esperar a ver si el liderazgo de Rajoy continúa tras el congreso del PP este verano, o si Esperanza Aguirre presentará un nuevo plan para encabezar el proyecto de cara a las elecciones de 2012.

 

 

Con ERC e IU fuera de juego y los nacionalistas enredados en el referéndum en el País Vasco, por un lado, y por la ruptura del tripartito en Cataluña, en otro, a Zapatero le espera lidiar con una legislatura no hipotecada a ningún pacto pero en la que no le valdrá el discurso de la anterior. Quizás esto finalmente sea positivo. Pero a ello se deben sumar los demás partidos a los que igualmente se les obliga a pasar página para mejorar no solo sus intereses propios si no los problemas que se avecinan en un corto plazo de tiempo. Como muestra las predicciones del FMI, el aumento del paro, la subida de precios y un largo etc. en cuestiones sociales y económicas.

 

Ramon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: